Dulce América Latina y sus mejores postres

0 127

postres-latinosHISTORIA DEL POSTRE

Fueron los romanos quienes inventaron el postre para el final de sus copiosas comidas. Lo llamaron, en aquellos tiempos, secundae mensae.

Estos dulces pecados eran usualmente frutas de temporada y bizcochos. La oferta era algo escasa y el más codiciado era el panettone estilo italiano. Su base proviene de un buen fermento, miel y un puñado de frutos secos.

La expansión musulmana fue la encargada de plantar cañas de azucar en Málaga y Motril. De ahí su viaje a las Islas Canarias y posteriormente a América, a cargo del explorador Pedro de Atienza.
Pero en 1830, el mercado de la caña de azúcar se desplomó a causa del cultivo de la remolacha en todas las latitudes. Actualmente, el 40 % de la producción de azúcar proviene de la remolacha y el restante, de la caña.

 

[ss_header level=”2″ class=”” title2=”” title=”Receta original del suspiro limeño” style=”block” color=”black” size=”medium”]
Ingredientes
– 2 tarros de leche condensada
– 2 tarros de leche evaporada
– 4 yemas
– 4 claras
– 300 gramos de azúcar
– Vino oporto (cantidad necesaria para cubrir el azúcar)
– Canela en polvo

En una olla mediana de doble fondo, poner ambas leches y revolverlas hasta que la mezcla sea homogénea. Llevar al fuego bajo y revolver constantemente durante una hora. Se reducirá un 25 a 35 % y su color será como un manjar o dulce de leche, café claro.

Romper la liga de las yemas en un recipiente aparte, verter una porción del manjar sobre las yemas y revolver, esto es para subir la temperatura de las yemas antes de verterlas sobre la leche caliente, para evitar que se cocinen. Una vez igualadas las temperaturas, echar las yemas a la leche y mezclar; seguir cocinando por 7 minutos más a fuego suave y apagar. Pasar por un colador, luego servir en pocillos de 150 cc. aproximadamente y dejar enfriar.
Poner el azúcar en una olla pequeña o mediana y echarle vino Oporto hasta tapar el azúcar. Llevarlo a hervor hasta que se haga un almíbar. Mientras se hace el almíbar, poner a batir las claras a nieve.
Una vez listo el almíbar, dejar que bajen las burbujas y luego verterlo en forma de hilo en las claras mientras se siguen batiendo. Continuar hasta que el merengue se enfríe y baje su volumen.

Luego poner una porción de merengue sobre cada postre y espolvorear con canela.

 

postres-latinos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.