Editorial – Seguros, ¿Comprar o no comprar?

0 107

Hace algunos años, para tomar una decisión respectoHumberto-Acosta-Seguros a un mercadeo de Accidentes Personales que quería promover,
realicé una encuesta telefónica entre familiares y amigos, con una sencilla pregunta: “¿Comprarías o no un seguro y por qué?”. Lo hice sin especificar qué clase de seguro.
Dos de los encuestados respondieron que no comprarían un seguro porque “si nada me pasa, pierdo la plata”. Esta respuesta se debe a que la mayoría de personas no saben, o se les ha informado mal, qué obtienen cuando adquieren una póliza.
Por otro lado, varios de los encuestados expresaron que “uno compra un seguro y a la hora de la verdad no le pagan o le dilatan por mucho tiempo el pago”. Esto es producto del “voz a voz” de cuando un siniestro se objeta o se dilata.
Cuando un siniestro se paga, generalmente, casi nadie lo comunica, pero cuando
un usuario se siente perjudicado por la falta de pago de su reclamo, promulga su
insatisfacción de todas las maneras posibles.

¿Qué medios podemos utilizar, en el ámbito personal y empresarial, para minimizar esta perjudicial y extendida creencia del no pago?
Invitamos a nuestros lectores a dejarnos sus comentarios y opiniones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.