Diferencia entre servicio de asistencia y seguro

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

AUTOR: Profesor Juan Ignacio Quirós Arroyo

Consultor de seguros. Corredor de reaseguros

 

El tema de este artículo es bastante complejo,  pues para algunos expertos, los conceptos de “asistencia” y “seguro” son diferentes y para otros son lo mismo. En realidad, todo depende del color del cristal con que se mire, pues existen demasiados intereses creados y muchas similitudes entre el contrato de seguro y el contrato de servicios de asistencia.

 

Para  algunos,  la diferencia radica en la obligación contractual existente. Para otros, la obligación en un seguro es la de  indemnizar económicamente al asegurado en caso de sufrir algún percance amparado por la póliza, en el caso de una asistencia es únicamente prestar un servicio pactado en contrato, nunca sustituirle por indemnización alguna.

 

Es decir que la asistencia no se incluye en el contrato de seguro. La compañía de seguros asume el costo de la asistencia que presta un tercero (empresa de asistencia, no sujeta a las exigencias de la Superintendencia de Seguros. En el contrato figuran los casos en los que la compañía se hace cargo de dicho costo, cuando se adquieren las coberturas de daño directo, especialmente en el Seguro de Automóviles.

 

Las empresas de asistencia son empresas normales, con la única regulación de su contrato mercantil, dentro de las disposiciones del Código de Comercio y otras normas supletorias.. Por el contrario, las aseguradoras son reguladas por leyes especiales como la Ley de Seguros y la Ley del Contrato de Seguro (excepto en los países  donde se rigen por normativa incluida en el Código de Comercio) y  en forma supletoria por el Código Civil y el Código de Comercio.

 

 

Por parte de las aseguradoras, comercializar las asistencias  es una forma de tercerización de elementos accesorios al riesgo principal, utilizando como complemento un negocio de venta cruzada, no un seguro, pues no están aplicando el Principio Indemnizatorio y otros elementos técnicos propios de los riesgos que sí son indemnizables, y que podrían  considerarse como parte de una indemnización por pérdida total o por pérdida parcial, según sea el caso, ante un  siniestro cubierto por el riesgo principal asegurado. El costo de la prestación de un servicio de asistencia está limitado a un valor máximo por evento y en los seguros no llega a superar el deducible o la franquicia contratada.

 

En Costa Rica,  por  ejemplo, varias empresas comercializan servicio de asistencias, y  este no es considerado un Seguro Comercial, sino un servicio que pueden comercializar empresas ajenas al sector asegurador propiamente dicho (Para ampliar criterio al respecto, sugiero al lector ver resolución del Superintendente de Seguros de Costa Rica Nº  SGS-R-214-2009 en https://sugese@sugese.fi.cr.). No se trata de un contrato de seguro regido, entre otros principios, por el Principio Indemnizatorio y la Ley de los Grandes Números (según la visión tradicional). Los contratos de asistencia son de naturaleza mercantil y solamente auxilian en casos accesorios del riesgo principal, como el de automóviles o del hogar, en casos como la falta de una llanta de repuesto, pérdida de la llave del automotor, la recarga de una batería o desperfectos eléctricos leves en el hogar, daños propios de fontanería, cerrajería, etc. Estos incidentes provienen de peligros cuya activación no generan efectos sobre el riesgo principal asegurado mediante un contrato de seguro.

 

De acuerdo con el TLC CA-USA suscrito con EUA y otros países centroamericanos y el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) que forma parte de la ronda Uruguay, los servicios de seguros incluyen el aseguramiento mediante contratos de seguros de productos de esa industria. La AGCS no exige la desreglamentación de ningún servicio y los tipos de Servicios de Seguros que considera son:

  • Seguros directos (incluido el coaseguro):

+ Seguros de Vida:

++ Seguros distintos de los de vida.

  • Reaseguros y retrocesión.
  • Actividades de intermediación de seguros, por ejemplo las de los corredores y agentes de seguros.
  • Servicios auxiliares de los seguros, por ejemplo, los de consultores, actuarios, evaluación de riesgos e indemnización de siniestros.

El dilema básico, a mi criterio, está en dilucidar objetivamente, cuáles asistencias son inherentes al negocio asegurador y cuáles no lo son, considerando en primer plano los derechos del consumidor, consagrados en las respectivas leyes y reglamentos, dejando bien claro si la relación de consumo es onerosa y cuando no lo es.

Otro detalle a considerar dentro del plano comercial es si la razón social de las empresas prestatarias de servicios de asistencia, están autorizadas según el Código de Comercio para realizar esa actividad comercial. Lo que  considero importante es que la naturaleza jurídica del contrato de seguro y la del contrato mercantil son muy diferentes, aunque tengan algunas realidades semejantes. Esto debemos considerarlo desde el orden público de cada país.

 

CONCLUSIONES.

En la naturaleza jurídica  del contrato de seguros   destaca, entre otros,  su carácter indemnizatorio el cual  desautoriza cualquier por el asegurado. A su vez, en el contrato de asistencia, la prestación de una ayuda lo es para resolver un incidente  proveniente de un peligro que no afecta el evento de una pérdida parcial o total, pues en este no se asegura el bien patrimonial en su totalidad.

Otro aspecto a concluir es que los contratos de seguros tienen una base estadística y actuarial que no poseen las asistencias como tal. Creo, que no se debe confundir por razones comerciales entre servicios de seguro y servicios de asistencia. Como se afirma popularmente, no debemos confundir la gordura con la hinchazón.

Finalmente, en el seguro se consideran solo los riesgos puros y no los riesgos especulativos. Y, las asistencias tienen mucho de especulación, pues al no haber    obligación de mantener en buenas condiciones el bien asegurado, el deber de cuidado del bien cubierto y de sus partes  es más subjetivo.

 

En tiempos de cambio, los aprendices heredan el mundo, mientras los que ya saben todo están bien equipados para lidiar en un mundo que ya no existe”

M Williams.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

0 Comentarios

Dejar un Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register